La fortaleza se sitúa a las orillas del Río Francolí, y flanquea los dos pasos de acceso de poniente. Su piel es de barro cocido y oculta con recelo el interior. Tan solo dos accesos peatonales y dos para mercancías lo relacionan con el desierto colindante. A dentro estás a salvo, fuera desolado. Da la espalda al Río, a la Necropolis, a la Avenida de Roma e incluso a la fachada de acceso peatonal, orientada a la calle Vidal i Barraquer. La actividad más cercana al fortín se palpa a cien largos metros caminados por una triste acera hasta el resto de ciudad. Parece ser la masa sólida obtenida de vaciar la gran manzana que contiene el desvinculado Parque de Sant Rafael. Qué hubiera sido de dicha manzana si fuera habitada con la intensidad del Parc Central a escasos metros de la Rambla y un parque arbolado como transición del litoral fluvial a lo urbano…

La gran manzana de unos ciento cincuenta metros por lado es un gran centro de ocio y comercio que aglutina toda la actividad en su interior empobreciendo con esta actitud todo el entorno que la rodea porque la priva de actividad y la ahoga. Este emplazamiento es asediado por miles de nosotros con el fin de disfrutar nuestras horas de ocio o hacer nuestras compras en un lugar ajeno al contexto urbano. Sometidos en una burbuja con una pésima iluminación y ventilación naturales únicamente diseñada para consumir. Es una solución simplista respecto al gran problema que supone organizar un lugar con tanta actividad entorno un río, restos arqueológicos y una deplorable conexión peatonal con el resto de ciudad. Entiendo que no es viable desmontar el chiringuito existente, pero sí debemos ser responsables y empezar a pensar qué hacer con las grandes medianeras de barro cocido que caracterizan este singular emplazamiento. Qué opinarían nuestros amigos escaladores si les ofreciéramos el mejor rocódromo al aire libre de El Camp en nuestra ciudad…

Si abrumados por lo dicho estamos, más aún deberíamos. Porque gracias a nuestros mandatarios han vuelto a repetir este tropezón. Si este tipo de actitudes faltas de sensibilidad se penalizaran con un “corte de ingles” seguro que se lo pensaban dos veces la próxima vez.

relacion parque sant rafael

relacion parque sant rafael_central4

 

Publicado en: DIARI de Tarragona (23/03/2013)

Etiquetado en:                    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>